Sistema inteligente genera paso de peatones en tiempo real

Mientras el futuro del transporte urbano parece estar signado por los autos autónomos, una compañía británica llamada “Umbrellium” decidió que también llegó el momento de que las señales y guías de tráfico evolucionen. Starling Crossing es un sistema inteligente que propone un paso de peatones interactivo, generado por LEDs en el asfalto, según el contexto y siempre dándole prioridad a los transeúntes. 

 

Starling Crossing: así funciona

La propuesta de Starling Crossing apunta a devolverle al peatón la seguridad y prioridad en las calles, y consiste en un paso de peatones generado en tiempo real y adaptándose gracias a diferentes factores. Para eso, se requiere de un asfalto especial lleno de LEDs y diversas cámaras estratégicamente posicionadas.

Starling

La perspectiva de las cámaras en cada momento

El funcionamiento del sistema es el siguiente: las diferentes cámaras que hay instaladas alrededor de la “intersección interactiva” rastrea todos los elementos que se mueven en la calle, distinguiendo a peatones, ciclistas y vehículos. Luego, calcula la ubicación y trayectoria de cada uno de ellos para anticipar dónde se van a cruzar y qué puede ocurrir. Starling

Así, si ve que una persona quiere cruzar genera un paso de peatones con LEDs a sus pies y un STOP al auto que se acerca.Starling

La ventaja de Starling Crossing es que estamos ante un sistema inteligente: el paso de peatones y los elementos que dibuja en el asfalto nunca son iguales, sino que cambian para adaptarse a diversas situaciones.

Por ejemplo, si hay muchas personas que quieren cruzar, el paso de peatones es más grande. Si llueve, el STOP al auto se genera antes y es más largo para que pueda frenar mejor. Si un peatón no está pendiente y se acerca peligrosamente a la trayectoria de un auto, le dibuja un aviso en el suelo. Y así con decenas de situaciones distintas.

Starling

El paso de peatones es más ancho para adaptarse a la cantidad de peatones y el auto frena a más distancia por la lluvia

Por otro lado, los creadores del sistema explican que éste capaz de aprender y adaptarse a cada lugar. Por ejemplo, si normalmente en una intersección los peatones suelen cruzar en diagonal para ir directamente a un punto de la vereda contraria, el paso de peatones que dibujará será en diagonal. O si a determinadas horas del día hay más personas por la calle que autos, en ese momento los pasos serán más grandes y continuos.

Cabe aclarar que Starling Crossing es aún un prototipo al que le falta mucho desarrollo: Umbrellium lo implementó en una intersección de pruebas en un decorado de cine. La compañía dice que ver este tipo de cruces en las calles seguramente lleve varios años, y también destaca que la idea no es instalarlos de forma masiva, sino sólo en cruces muy transitados en las principales ciudades.

¿Qué te parece la idea?

(Vista de un ciclista)

Dejá tu comentario o pregunta:

Tecnología & Tendencias